DACHSER apoya la sólida asociación comercial entre México y Brasil

Un nuevo servicio marítimo conecta Altamira con Santos

Las industrias y empresas que dependen de la importación y exportación de productos buscan constantemente la mejor opción para el flete de sus mercancías. En la actualidad, existen tres formas principales de llevar a cabo este servicio transcontinental: transporte aéreo en aviones comerciales y de carga si el foco está en la entrega rápida; transporte marítimo FCL (Full Container Load), realizado cuando el exportador tiene carga suficiente para llenar un contenedor lleno; y LCL (Less than Container Load), cuando diferentes empresas comparten un contenedor marítimo y el monto pagado, asumiendo únicamente los costos del espacio utilizado.

DACHSER ha lanzado un servicio LCL semanal que conecta Altamira, México con Santos, Brasil
DACHSER ha lanzado un servicio LCL semanal que conecta Altamira, México con Santos, Brasil

En 2019, según el sector de Comercio Exterior del Gobierno de Brasil, en Brasil se gastaron USD1.570 millones en productos importados de México, siendo automóviles y repuestos y accesorios automotrices los rubros en la parte superior de la lista, representando USD834 millones y USD465 millones, respectivamente.

Con una presencia significativa en el mercado de las Américas, DACHSER garantiza el mismo nivel de calidad de servicio y experiencia en todos los países en los que opera.

João Caldana, Managing Director de DACHSER Brasil

Por otro lado, la exportación de mercancías a México también es un importante highlight. En 2019, se exportaron a México mercancías por valor de 4.900 millones de dólares, lo que generó una equidad positiva en la balanza comercial entre los dos países del lado brasileño. A nivel internacional, México es considerado el séptimo socio comercial más grande de Brasil.

La solución LCL

Con una gran demanda de importación y exportación entre los dos países, el servicio LCL es una categoría que está recibiendo cada vez más atención. El envío inmediato de menores cantidades de mercancía, sin necesidad de llenar un contenedor completo, con tiempos de salida y llegada garantizados, brinda un servicio óptimo y costos reducidos.

Optar por LCL, combinado con la correcta planificación de la cadena de suministro y la gestión del inventario, puede generar importantes ahorros en los costes operativos en comparación con otros modos de transporte.

Basado en la demanda del mercado, DACHSER ha lanzado un servicio LCL semanal que conecta Altamira, México con Santos, Brasil y más allá, utilizando servicios de transporte terrestre en ambos países. La mercancía llega al puerto de destino en 22 días. Según DACHSER, los principales productos importados a Brasil son los artículos de la industria automotriz, como las autopartes. Tradicionalmente, la segunda mitad del año es siempre la de mayor volumen de carga entre los dos países, sin embargo, en 2021, el año ya comenzó con exportaciones provenientes de Santos (BR) a Santacruz (MEX) con un volumen sustancial.

“Con una presencia significativa en el mercado de las Américas, DACHSER asegura el mismo nivel de calidad de servicio y experiencia en todos los países en los que opera. También tenemos la experiencia y el conocimiento del mercado para proponer el mejor tipo de transporte para cada uno de nuestros clientes, a nivel local e internacionalmente. Trabajar con un experto en cadena de suministro asegura la llegada de sus productos sin desviaciones de la ruta, pérdida de tiempo o daños a la mercancía”, dice João Caldana, Managing Director de DACHSER Brasil.

El servicio LCL de DACHSER es una opción interesante en medio de tiempos inciertos, que han cambiado la forma en que operan industrias y sectores enteros, incluido el transporte de carga, especialmente en el sector del transporte aéreo, donde el distanciamiento social y las regulaciones de viaje responsable provocaron una caída en la capacidad de las aeronaves y por lo tanto, un aumento directo del precio del transporte aéreo.

Contacto Elizabeth Gonzalez